Y POR FIN UN MODELO SENCILLO PARA ELABORAR TAREAS

El marco normativo vigente recoge la necesidad de insertar tareas en nuestras prácticas de aula. En Andalucía además, se ha diseñado una herramienta de programacion y evaluación de competencias para que los centros educativos, y en concreto el profesorado, la utilice. Esta herramienta, basada en parte en el marco normativo de la propia comunidad y también en lo propuesto en LOMCE y la Orden ECD/65/2015, de 21 de enero, por la que se describen las relaciones entre las competencias, los contenidos y los criterios de evaluación de la educación primaria, la educación secundaria obligatoria y el bachillerato, establece que las unidades didácticas se lleven a cabo en el aula a través de tareas. ¿Qué son tareas? ¿Cómo diseñarlas?
Las tareas tienen  cuatro características fundamentales:
  • Contexto: refiriéndose al impacto que va a tener la realización de la tarea. Puede ser primario, teniendo un impacto en el alumnado (realizar una dieta equilibrada); secundario, en este caso el impacto recae en la comunidad o en la familia (relizar un folleto con las normas básicas de conducción cerca de un centro educativo); o terciario, teniendo un impacto en la sociedad (realizar un informe sobre las barreras arquitectónicas del barrio o de la localidad). Es importante no confundir contexto con lugar de realización de la tarea.
  • Un producto final: Toda tarea ha de tener un producto final que vaya más allá de realizarla en una libreta. Dada que la tarea habitualmente tiene una función social, los productos finales tendrán ese carácter (informes, exposiciones, vídeos, cárteles, dípticos, manuales, maquetas, diseños, decoración,...)
  • En torno a competencias. Una tarea busca que el alumnado aplique los aprendizajes básicos adquiridos en nuevas situaciones problemáticas de la vida cotidiana.
  • Y potencialmente interdisciplinar: Aunque se sugieran desde un área específica, las tareas pueden desarrollarse en diferentes áreas (realizar un informe sobre las barreras arquitectónicas requiere: realizar un informe (lengua), adjuntar anexos con planos a escala (matemáticas), vivenciar la discapacidad (ciencias de la naturaleza o educación física)....
A continuación se expone una ficha que  puede ser de utilidad para diseñar una tarea. Es importante tener claro que la tarea se irá desarrollando a medida de que se vayan realizando las actividades en las que se secuencia, evidenciando los procesos cognitivos que entran en juego.

Dado que la tarea está insertada dentro de una unidad didáctica, ésta contribuirá a desarrollar en parte los objetivos y competencias clave de la unidad en la que esté programada, y evaluada a partir de los criterios de evaluación, por lo que una tarea no ha de tener objetivos, contenidos o criterios de evaluación específicos.

Algunos docentes y algunas docentes, y desde un enfoque globalizado, diseñan unidades didácticas en torno a una tarea. En estos casos la tarea, que tiene rango de unidad didáctica, para su programación si ha de tener evidenciados cada uno de los elementos curriculares.

Post construido a partir de la normativa estatal vigente y de los borradores que desarrollan la normativa andaluza. También se han utilizado de referencia los materiales PICBA y COMBAS.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada